Más previsiones: Wetter nachsten 21 tage
sábado, mayo 25, 2024

Valentín Barco, el botija que marca el camino en Boca

Valentín Barco, con 18 años y en su debut copero, fue la figura de Boca en el necesitado triunfo por 2 a 1 a Deportivo Pereira. Conocé su historia.

En su quinto partido en Primera, Valentín Barco, con apenas 18 años, fue la figura absoluta de Boca en la victoria sobre Pereira por 2 a 1, por la segunda fecha del Grupo F de la Copa Libertadores.

«Cooolooo, coloooo», gritó toda La Bombonera. Sí, en su tercer partido en Brandsen 905 y debut copero, fue ovacionado por la gente, que se ilusiona con que sea una hermosa historia la de Barco y Boca, una historia que comenzó hace un tiempo.

Barco estuvo tres años sin quedar en la pensión y hacía 450 kilómetros en el Renault 12 de su padre, ida y vuelta entre Veinticinco de Mayo y Buenos Aires, cuatro veces por semana. «Había veces que no teníamos nada de plata. ‘Tenemos para el gas y el peaje. Vamos y llevamos el mate’, le decía yo. ‘Sí, ma, vamos’. Ha ido hasta con fiebre a entrenar, vomitando…», relató tiempo atrás su madre Patricia al medio Convergencias.En 2021, con 16 años, 11 meses y 23 días, se convirtió en el cuarto jugador más joven en debutar en Boca. Fue en un empate 1 a 1 con Unión donde ya mostró sus principales virtudes: técnica, velocidad, proyección y entrega. Algo que quedó demostrado en el reciente duelo contra Deportivo Pereira donde dio la asistencia del gol del triunfo de Alan Varela y fue 1º en toques (103), 1º en recuperaciones (12), 1º en duelos ganados (21), 1º en gambetas completadas (21), 1º en entradas completadas (7/9) y 1º en faltas recibidas (8).Luego, también en 2021 en plena pandemia, Barco jugó contra Banfield (0-0) y San Lorenzo (0-2) cuando el plantel profesional de Boca debió estar aislado en Buenos Aires tras romper la burbuja en Brasil en el escandaloso final de la serie de octavos de final con Atlético Mineiro (hubo batalla campal). Tras ese 2021 de ensueño para el pibe, porque debutó y jugó otros dos partidos más y empezó a ganarse el cariño de la gente, tuvo un 2022 sin chances en Primera.En paralelo, pudo haberse ido de Boca en 2022: se acababa su vinculo con el club y su representante Adrián Ruocco pedía extender su contrato por un año mientras que el Consejo de Fútbol buscaba asegurárselo por tres. Y apareció una oferta de Getafe y el sondeo de Juventus. Finalmente, el pibe puso el gancho hasta diciembre de 2024 con una cláusula de recisión de diez millones de dólares.Ahora, con la llegada de Jorge Almirón volvió a ganar protagonismo: fue titular contra Estudiantes y en este duelo copero con Deportivo Pereira donde brilló. El nuevo entrenador lo fue a ver al predio de Ezeiza y decidió sumarlo al plantel profesional. Lleva cinco partidos y los hinchas de Boca ya lo aman. «Siento todos los días el cariño que me da la gente, estoy muy agradecido con los hinchas de Boca y trato de devolverle todo adentro de la cancha», comentó el Colo, que promete mucho.

Mira estas noticias