Más previsiones: Wetter nachsten 21 tage
sábado, mayo 25, 2024

Murió Günter Parche, el hombre que apuñaló por la espalda a Monica Seles hace casi 30 años

Hace casi tres décadas, el 30 de abril de 1993, el mundo del tenis se paralizó y ya nunca fue igual a partir del atentado contra Monica Seles. Número 1 y nacida en Novi Sad, cuando todavía pertenecía a Yugoslavia, representaba mucho más que una amenaza deportiva para la alemana Steffi Graf y las aspirantes a la cima de la WTA. Aquella tarde, en Hamburgo, Seles vencía 6-4 y 4-3 a la búlgara Magdalena Maleeva, por los cuartos de final, pero a las 18.50 todo se convirtió en una película dramática: mientras bebía agua en el descanso, recibió una puñalada en el omoplato derecho por parte de Günter Parche, un demente fanático de Steffi Graf que quería sacar de carrera a Seles. En estas horas, otra vez, el mundo del tenis tuvo escalofrío al enterarse del fallecimiento de Parche.

La agresión a Seles sucedió mientras bebía agua en el descanso y se secaba el sudor con una toalla. el ataque la desorientó: se puso de pie, enseguida se acercaron a auxiliarla, empezó a desvanecerse, soltó el vaso que sostenía con la mano izquierda y se desplomó sobre el polvo de ladrillo. A pocos metros, los agentes de seguridad reducían a Parche. Se especularon cuestiones políticas [en plena guerra de Yugoslavia, la tenista había recibido amenazas por carta], pero aquel hombre tornero desempleado de la ex-Alemania comunista, había corrido hacia la baranda para agredir a Seles con un cuchillo de cocina y un objetivo: quitarla de la competencia para que su admirada Graf volviera a dominar.

Seles volvió a competir, pero no pudo despojarse de una lesión más psicológica que física. Luego de la agresión, los médicos diagnosticaron que estaría inactiva durante tres meses. Pero la jugadora nacionalizada estadounidense recién volvió a jugar en agosto de 1995. Ganó 21 títulos más, incluido el Abierto de Australia 1996, pero ya nunca volvió a disfrutar.

Ese lamentable incidente marcó un antes y un después en el tenis profesional, ya que la organización de los torneos se vio obligada a contratar seguridad privada para situarla detrás de las sillas de cambios donde descansan los profesionales cada dos games.

Seles tuvo ataques de ansiedad y depresión. Padeció sobrepeso y anunció su retiro en 2008, tras ganar 53 títulos (nueve de ellos de Grand Slam). Actualmente vive en Tampa, en el estado de Florida. Martina Navratilova, una leyenda del tenis, afirmó que Seles podría haber sido la más exitosa de la historia, incluso superior a Margaret Court (24 trofeos de Grand Slam).

El gesto inolvidable de Sabatini

En su autobiografía, From Fear to Victory (Del miedo a la victoria), Seles explicó que Gabriela Sabatini había sido la única tenista que se abstuvo de votar en contra de congelarle su ranking mientras se reponía del ataque de Parche. Otras 24 jugadores entendieron que no había que protegerle la posición a Mónica.

Aquella decisión de Sabatini, opuesta a la de un mundillo estricto y competitivo, marcó a fuego un vínculo. “Siempre lo digo: pensé en el ser humano. En aquel momento entré en shock, nos podría haber pasado a cualquiera, a mí”, dijo Sabatini.

Mira estas noticias